En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más información
21/06/2019.
El I Encuentro Internacional sobre Xylella fastidiosa reúne a más de 70 profesionales del sector olivarero y del campo de la investigación

Life Resilience, el proyecto cofinanciado por el programa Life de la Unión Europea, cuyo principal objetivo es la prevención de Xylella fastidiosa en explotaciones de alta densidad, tanto de olivar como de almendro, ha reunido a más de 70 profesionales del sector olivarero y científico para debatir sobre el importante reto que plantea esta bacteria y la prevención de sus efectos en el marco de la feria Smart Agrifood Summit, celebrada en Málaga los días 20 y 21 de junio.

Los nueve socios que conforman este proyecto europeo trabajan en tres países con alto riesgo de plaga (España, Portugal e Italia). Por ello, este proyecto nació en 2017 para dar respuesta a una enfermedad vegetal que es motivo de alarma para los principales productores de aceitunas y de aceite de oliva, ya no solo por el impacto agronómico tan negativo, sino por el impacto económico asociado a la erradicación de cultivos cuando se infecta una finca.

El encuentro ha sido inaugurado por el presidente de ASAJA Nacional, Pedro Barato, el cual ha enfatizado que "hay que tomárselo en serio y poner todos los medios para llevar a cabo cualquier iniciativa, de la mano siempre de las universidades, de sus científicos y los catedráticos, y la clase política tiene que apoyar a los profesionales de la ciencia”.

A continuación, el consejero delegado de Galpagro, Francisco Gálvez, ha moderado la primera mesa redonda bajo el título Xylella fastidiosa, el gran reto del sector olivarero, que ha contado con representantes del sector público y privado que han abordado el análisis del impacto económico y medioambiental de Xylella fastidiosa y las medidas que están tomando para luchar contra la misma. La enfermedad se ataca con un mayor conocimiento de la bacteria, su propagación por vectores y el control de los insectos que la transmiten, pero para ello deben existir alianzas público-privadas que permitan avanzar en este conocimiento.

El responsable de I+D+i de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Rafael Sánchez de Puerta, ha explicado el trabajo que esta institución realiza para la prevención de la bacteria y la colaboración que sostienen con seis proyectos de dicados a ello. Desde la Universidad de Córdoba, el catedrático experto en enfermedades y plagas vegetales, Antonio Trapero, ha destacado que “más importante que curar la planta enferma, es prevenir que se infecten otras” en referencia a las investigaciones que se están llevando a cabo actualmente. Para finalizar la mesa, el representante de ASAJA en Bruselas, José María Castilla, ha puesto de relevancia la necesidad de impulsar la innovación a nivel europeo. “La biotecnología debe tener un papel importante respecto a Xylella fastidiosa y ayudará a crear variedades resistentes a la bacteria. Europa no puede perder de nuevo el tren de la innovación”, ha destacado Castilla.

La segunda mesa redonda bajo el título La lucha contra Xylella fastidiosa: una apuesta por la investigación y la prevención ha sido moderada por el catedrático y profesor emérito de la Universidad de Córdoba, Luis Rallo, y en ella se han abordado los pasos que se han dado desde la aparición de Xylella fastidiosa en 2013 en Italia y el paquete de medidas de prevención indispensables para un agricultor.

La directora de Life Resilience, Teresa Carrillo, ha explicado los principales objetivos y métodos de trabajo que se llevan a cabo desde Life Resilience. “A partir de este verano se plantarán 500 nuevos genotipos, que se unirán a los 500 ya plantados en la finca El Valenciano en Carmona (Sevilla) y analizaremos sus características agronómicas” ha explicado Carrillo.

Por su parte, Pedro Palazón, director técnico de Ideagro y socio tecnológico de Life Resilience, ha recalcado que "la inoculación de microorganismos o productos derivados de la fermentación microbiana en las plantas ayuda a suprimir enfermedades, activando mecanismos de defensa propios de la planta. Estamos implementando herramientas de biotecnología para evaluar de forma objetiva el efecto de estas estrategias”. El investigador titular del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía, Lorenzo León, ha concluido la mesa presentando los nuevos conocimientos que se tiene sobre esta bacteria y cómo actúa: “la bacteria supone una dificultad por su variabilidad al tener varias subespecies, por los diferentes grupos genéticos y por el largo periodo de incubación que tiene”.

A través de esta jornada, desde Life Resilience se ha querido poner en común todo el conocimiento y las investigaciones que existen en torno a Xylella fastidiosa y compartir las prácticas y métodos naturales de control de vectores que se están investigando.

20/06/2019.
Grupo operativo “Drones y Olivar”, un año de trabajo

El próximo 22 de julio de 2019 comenzará otra fase de vuelos de nuestro Grupo Operativo “Proyecto I+D+i Agricultura de precisión en el olivar usando Sistemas Aéreos No Tripulados”. Será la quinta de las campañas de vuelo desde que se comenzó a trabajar el año pasado en el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 300.000 euros, incluidos dentro del PDR 2014-2020 para grupos operativos y un plazo de ejecución de dos años.

Desde que se presentó el grupo, en mayo de 2018, mucho se ha avanzado en la investigación que espera poner al servicio del cultivo del olivar la agricultura de precisión a través de la tecnología dron. Se han realizado cuatro campañas de vuelo en olivares de Jaén, Málaga, Granada, Almería y Córdoba. Fueron en los meses de julio de 2018, octubre y noviembre de 2018. En 2019, se realizarán otras tres campañas de vuelo en las mismas fincas y parcelas con el fin de contar con mayor exactitud en los datos extraídos.


Las campañas de vuelo constan de varios procesos. Por un lado, se realizan los vuelos con dron, de los que se encarga la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA-CATEC). FADA recuerda que su primera tarea fue seleccionar los equipos técnicos adecuados, que consistieron en un dron comercial cuya autonomía y capacidades cumplen con los requisitos establecidos. Se trata de un Matrice 600, al que se le acoplaron una siguientes sensores, también de acuerdo con las necesidades estimadas: Cámara termográfica: Flir Duo Pro R y una Cámara multispectral: MicaSense Rededge-M . En las instalaciones de FADA se integraron los equipos y se verificó su correcto funcionamiento en tierra, como paso previo a las pruebas de vuelo. Se realizaron diferentes jornadas de vuelo en las que se comprobó el comportamiento de los equipos en vuelo, incluyendo la correcta toma de imágenes según la programación prevista. Tras cada una de las campañas de vuelo se recopilaron los datos recogidos y se enviaron a la Universidad de Jaén para análisis y comparación con muestras foliares y de otro tipo recogidas y analizadas por el resto de los miembros del proyecto Teledetección

Los encargados de analizar estas imágenes son los miembros de la Universidad de Jaén participantes en el proyecto. Cuentan que, para poder extraer información útil de estas imágenes, ha sido necesaria la aplicación de ciertas técnicas del campo de la teledetección. Lo que se persigue es traducir la información digital que proporciona el sensor de la cámara a una magnitud física medible en otros procesos relacionados con la radiación solar y, de esta forma, poder comparar estas mediciones con las realizadas utilizando otros instrumentos. Además, al normalizarse la información recogida por el sensor, se puede realizar una comparativa directa entre diferentes imágenes, sea cual sea la hora, el día o las condiciones climatológicas con las que se tomaran. En definitiva, se necesita obtener el mapa de reflectancia del cultivo. Antes de obtener el mapa de reflectancia, se tuvo que trabajar con los métodos para obtener las imágenes de radiancia. Se obtuvieron así imágenes de radiancia calibradas a partir de las originales muestreadas en cada finca de olivos.
Figura 1 – Imágenes aéreas tomadas con cámara multiespectral en la longitud de onda azul de Alamedacon fecha 26/07/2018. (a) IMG_0077_3 (b) radiancia de IMG_0077_3 (c) IMG_0078_3 (d) radiancia de IMG_0078_3(e) IMG_0111_3 (f) radiancia de IMG_0111_3(g) IMG_0112_3 (h) radiancia de IMG_0112_3



La Figura 1 muestra algunos ejemplos aplicados en las muestras tomadas en Alameda el día 26 de julio de 2018. En la columna de la izquierda están las imágenes originales, simplemente con el mapa de color cambiado para que se puedan comparar mejor entre ellas, y en la columna de la derecha vemos las mismas imágenes transformadas a radiancia. Se puede apreciar como, por ejemplo, las imágenes (a) y (c) están tomadas consecutivamente, con segundos de diferencia, pero, aun así, las mismas zonas de la imagen tienen distintos niveles de intensidad en cada una de ellas. Este efecto es uno de los que se corrige utilizando las imágenes transformadas a radiancia. Pasa lo mismo para las imágenes (e) y (g).A partir de las imágenes de radiancia y utilizando datos de otros sensores, se obtuvieron las imágenes de reflectancia.Una vez que las imágenes fueron corregidas y se obtuvo el mapa de reflectancia de cada una de ellas, se aplican diferentes algoritmos de segmentación de imagen para obtener la información de reflectancia de cada una de las plantas y para los diferentes canales (vector de reflectancias). Con estos vectores de reflectancias y los datos de laboratorio se calibrarán y validarán diferentes algoritmos de predicción de los parámetros de interés. Muestras de campoDichos parámetros, como son la humedad del suelo, la maduración del fruto, el índice graso, entre otros muchos, se analizan a través de las muestras que se tomaron al mismo tiempo y en las mismas fincas que se volaron con los drones. De analizar estas muestras se encargan tanto el laboratorio Olivarum, de la Fundación Caja Rural, como el Instituto de Formación Agraria y Pesquera de la Venta del Llano (IFAPA). Desde el laboratorio Olivarum, de la Fundación Caja Rural, nos explican los muestreos se realizaron en la semana del 23 al 27 de julio, del 1 al 5 de octubre y del 5 al 16 de noviembre, al mismo tiempo que los vuelos de drones. En la primera campaña se tomaron muestras de hojas y en las dos siguientes de hojas y de aceituna.En cuanto a la hoja se tomaron muestras de los 6 árboles que constituyen cada subparcela y se realizó siguiendo el siguiente protocolo: se tomaron hojas alrededor del olivo, a la altura de los ojos del operador, de brotes sin fruto y tomados al azar, desechando los brotes vigorosos de crecimiento vertical según recomendaciones de Fernández-Escobar (2004). Dentro de cada brote se consideró el tramo correspondiente al crecimiento del año, tomando exclusivamente las hojas de la parte central de este tramo y solamente hojas bien desarrolladas y expandidas, que no presentaban ninguna anormalidad (ataque de plagas o enfermedades, necrosis, etc). Se tomaron las hojas completas, incluyendo el peciolo y sin la yema axilar. Por cada árbol se tomaron 12 pares de hojas y por tanto por cada subparcela se obtuvieron 144 hojas. Se conservaron en bolsas de papel convenientemente etiquetadas y en nevera hasta su entrega en el laboratorio.
Una vez en el laboratorio de Olivarum, las muestras se registraron y, antes de proceder al análisis, se lavaron con una solución de Tritón X100 a una concentración del 0,05% con fin de eliminar los restos de tierra y los residuos de los tratamientos propios del olivar, que podrían interferir en los análisis. A continuación se secaron y trituraron. A cada muestra se le ha analizado los siguientes parámetros: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, manganeso, cobre, zinc y boro y se calcinaron. El análisis del nitrógeno se realizó mediante un analizador elemental C/N marca Leco. Para el resto se incineraron las muestras en horno Mufla y se hizo el ataque de las cenizas con ácido clorhídrico al 2%; partiendo de este extracto, el fósforo se analizó mediante espectrofotometría por el método de nitro-molibdeno-vanadato, y el resto de nutrientes mediante un equipo ICP-OES, marca Perkin Elmer.
En la actualidad se está realizando la recogida de muestras de suelos de cada una de las parcelas de ensayo. Dado que en cada finca se han establecido 4 subparcelas y se está tomando de cada una de estas una muestra de suelo a un nivel 0-30 cm y otra a 30-60 cm, se generaran por finca un total de 8 muestras de suelos. En total 40 muestras.
En lo suelos se analizan ahora, entre otros parámetros, el ph, la conductividad eléctrica, la textura, las gravas, el carbono orgánico, o el contenido de manganeso, cobre zinc, hierro, nitratos, fosfatos, sulfatos, cloruros…
El aceite extraído y sus características
En cuanto al IFAPA Venta del Llano , se tomaron muestras ( 2 kg) de fruto del conjunto de los olivos que componen cada subparcela . En total, cuatro muestras por parcela. En el fruto, se estudiaron diferentes ítems, como: el índice de madurez, que permite conocer el momento óptimo de recolección de la aceituna según la variedad; el peso medio. Para obtener este último, se pesa en una balanza una muestra homogeneizada de 100 aceitunas y se referencia el peso a estos. Otro de los aspectos que analizó y seguirá analizando el IFAPA es la relación pulpa hueso de la aceituna. Para ello, se pesaron 100 aceitunas que fueron deshuesadas. Los huesos se desecaron a 40 ºC en estufa durante toda una noche. Con el fin de analizar la humedad, de la aceituna, se pesaron 30 gramos de pasta de aceituna molida desecada hasta peso constante en estufa de aire forzado a 105 ºC. Los resultados se expresaron como porcentaje relativo. En cuanto al contenido graso del fruto, se midió mediante un equipo de análisis de Espectroscopia de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) minispec10 (Bruker, España).Los resultados se expresaron como porcentaje en base seca y húmeda.
Después de esto, se produjo a la extracción del aceite del fruto recolectado. Para cada variedad 24 muestras (12 tratamientos x 2 repeticiones) fueron procesadas mediante un sistema de extracción Abencor (Abengoa, Sevilla). Las muestras de aceituna se molieron en un molino de martillos con una velocidad de giro de 3850 rpm. La pasta molida fue batida en una termobatidora a dos temperaturas (20 y 30 ºC) durante dos tiempos de batido diferentes (20 y 40 min). El aceite se separo mediante centrifugación de 1 minuto a 3500 rpm. El mosto oleoso se dejo decantar y el aceite fue filtrado. Las muestras de aceite se almacenaron a -24 ºC hasta su análisis. En el aceite extraído se determinaron el grado de acidez, índice de peróxidos, k232 y K270 según ellos métodos descritos en el Reglamento de la Unión Europea 2568/91 (UE, 1991). Los resultados se expresaron como porcentaje, meq O2/kg, respectivamente.Por su parte, La determinación del contenido en polifenoles totales se realizó siguiendo el método descrito por Vázquez et al. (1973), modificado. Para su realización se pesan 1 ± 0,01 g de aceite que se disuelve en n-hexano. Se llevó a cabo la extracción líquido-líquido con metanol: agua (60: 40) utilizando reactivo de Folin-Ciocalteau para la medida colorimétrica a 725 nm.
Para la medida de la absorbancia espectrofotométrica se empleó un espectrofotómetro de UV visible Varian Cary 50 Bio. Los resultados se expresan en mg ácido caféico /kg de aceite.
Otro de los ítems analizados fue la Determinación de la composición en tocoferoles HPLC. Se empleó para esta determinación el método número 2432 de la IUPAC (IUPAC, 1992).Se pesan 1,50 ± 0,01 g de aceite que se lleva a un volumen final de 10 mL con la misma fase móvil utilizada en el análisis cromatográfico: Isopropanol 0,5 % en n-hexano.Se ha utilizado un cromatografía de líquidos (HPLC) Agilenttechnologies 1200 series (Agilent, España) compuesto por una bomba cuaternaria, un detector UV de longitud de onda programable y un inyector automático.
La columna utilizada fue una Lichrosphere Si60 (Merck) de 250 mm de longitud, 4,6 mm de diámetro interno y un tamaño de partícula de 5 μm. La detección se ha llevado a cabo a una longitud de onda de 296 nm y a una temperatura de 25ºC. Se ha inyectado un volumen de muestra de 20 μLy la duración del análisis fue de 20 minutos. La identificación de los tocoferoles se ha realizado comparando los tiempos de retención con los patrones puros (Sigma, España). La cuantificación se ha llevado a cabo mediante rectas de calibrado. Los resultados se expresan en mg/kg.
El IFAPA ya tiene resultados sobre esta “primera cosecha” de aceituna analizada en nuestro grupo operativo, mientras que Olivarum también puede hablar de cómo se encuentra el suelo y parte del fruto. Todos estos datos se contrastan ahora con las imágenes obtenidas por los drones y analizadas en la Universidad de Jaén con el fin de determinar si la tecnología dron es capaz de llegar o aproximarse a donde llegan los análisis de campo Tras los próximos vuelos de julio, octubre y noviembre de 2019, llegará el momento de, ya con dos campañas diferentes, ver cómo la tecnología dron es capaz de ayudar a nuestra olivicultura. De todo ello daremos cuenta en las jornadas de divulgación que se programarán una vez contemos con los datos y se hayan analizado correctamente.

18/06/2019.
Arar con volteo y quema de rastrojos

Hay que recordar lo que se establece en materia de condicionalidad respecto a arar con volteo y la quema de rastrojos.

Respecto a la prohibición de arar se establece que: “En las parcelas agrícolas de secano que se siembren con cultivos herbáceos de invierno no se deberá labrar con volteo el suelo entre la fecha de recolección de la cosecha y el 1 de septiembre. No obstante, en las parcelas con pendiente inferior al 15%, por razones agronómicas, como las dobles cosechas, climáticas o de tipología de suelos de Andalucía, o para favorecer la implantación de una cubierta vegetal con cultivos herbáceos, se puede adelantar esta fecha al 15 de mayo, así como realizar técnicas adecuadas de laboreo para el infiltrado de agua estancada, incorporación de materia orgánica con fines de fertilización y lucha contra las malas hierbas”.

Por tanto en parcelas de secano con cultivos herbáceos de invierno se puede arar con volteo a partir del 15 de mayo si tiene menos de un 15% de pendiente media, si la pendiente es igual o mayor al 15% habrá que esperar al 1 de septiembre para poder arar con volteo.

Respecto a la quema de rastrojos establece: “Los rastrojos no podrán quemarse, salvo los del cultivo del arroz, teniendo en cuenta la complejidad en el control y prevención de las plagas y enfermedades en este cultivo”.

No obstante, para el resto de cultivos, cuando en virtud de las prospecciones fitosanitarias realizadas,la autoridad en materia de sanidad vegetal procediera a la declaración oficial de zonas afectadas por alguna plaga o enfermedad que pueda hacer aconsejable la quema de rastrojos por razones fitosanitarias, ésta será autorizada.

Para solicitar dicha declaración deberá realizarse antes de la fecha de máximo apogeo de la plaga o enfermedad y, en todo caso, con anterioridad al estado fenológico de grano pastoso.

En este sentido, se aclara que se consideran;

- Rastrojos: los residuos del cultivo que quedan adheridos a la tierra, después de cosechar, quedando parte del tallo unido a la raíz de la planta. Su quema implica la quema de la superficie total de la parcela.

- Restos de cosecha: Residuos del cultivo tras la cosecha que quedan esparcidos por el suelo sin sujeción al terreno.
Por lo anterior, se indica que sí se pueden quemar los restos de cosecha, siempre y cuando se acumulen en una zona para su quema localizada y la superficie quemada sea inferior al 25% de la superficie de total de la parcela afectada.
Por ejemplo:

1) En el caso del girasol: los restos podrán estar hilerados o amontonados.

2) En el caso del algodón: los restos podrán estar amontonados.

Recordar que toda quema debe hacerse cumpliendo la normativa de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales.

18/06/2019.
Curso para obtener licencia de Pesca en Málaga

¿Estás interesado en obtener la licencia de Pesca? Este fin de semana ASAJA Málaga imparte un curso para ello. Será a partir del viernes y durará hasta el domingo. (21, 22 y 23 de junio)

¡No te pierdas nuestro calendario!


Descarga aquí tu solicitud


Si quieres más información, contacta con el 952 31 11 11 y pregunta por Rocío Díaz.

18/06/2019.
ASAJA teme que las movilizaciones perjudiquen al aceite de oliva

ASAJA teme que la convocatoria extemporánea de movilizaciones de al traste con el cambio de tendencia en el mercado del aceite de oliva

Pese a la llamada a la prudencia de las cooperativas y de gran parte del sector productor, parece que algunos se empeñan en ganar protagonismo a costa del sector olivarero

Con el inicio del cambio de tendencia del mercado del aceite y tras haber logrado la implicación del MAPA incrementar la presión puede resultar contraproducente

Después de consultar con las distintas ASAJAs provinciales, con nuestras organizaciones sectoriales y con nuestras cooperativas, desde ASAJA-Andalucía entendemos que en este momento el sector del aceite de oliva debe trabajar codo con codo con el Ministerio de Agricultura en articular las soluciones a la crisis de precios que se plantearon tras la batería de reuniones oficiales que se mantuvieron con los responsables del MAPA tras la manifestación del pasado 29 de mayo. La solución pasa por encontrar la fórmula más adecuada para poder contar con un mecanismo de autorregulación, que es la opción que ha planteado el propio sector. Persistir en las movilizaciones, cuando ya se ha conseguido la implicación plena del Ministerio de Agricultura, y hacerlo además de manera unilateral, supone un grave error que puede tener un efecto contraproducente en un sector tan sensible como el del aceite de oliva.

Desde ASAJA-Andalucía consideramos necesario seguir manteniendo la unidad de acción en nuestra lucha por la crisis de precios que afecta a este sector del aceite de oliva, puesto que fruto de todo ello fue la manifestación que organizamos y celebramos en Jaén el pasado 29 de mayo de 2019, así como las reuniones de alto nivel que celebramos con posterioridad con el Ministerio de Agricultura, única administración con competencias en las cuestiones planteadas, para exigirle actuaciones urgentes.

En estos momentos ya se barajan oficialmente fórmulas que permitirán acomodar la oferta y la demanda, aprovechando los mecanismos previstos en la normativa comunitaria y dotando a todos los eslabones de la cadena de una mayor estabilidad y equilibrio. Por tanto, entendemos que contamos con el apoyo expreso de las Administraciones y el compromiso de las mismas para seguir avanzando en la búsqueda de soluciones, y de hecho están previstas nuevas reuniones con las Administraciones competentes.

Pensamos que con las actuaciones llevadas a cabo vamos en la buena línea y ahora le toca “mover ficha” a la Administración Nacional de la Competencia y a Bruselas, que deben atender también nuestras justas demandas, y no cejaremos en nuestro empeño hasta conseguirlo.

Es cierto que los últimos datos de la AICA confirman que la cosecha española de aceituna de molino de la campaña 2018/19 es, hasta el momento, la más alta de la historia con una producción de aceite de 1.786.000 toneladas, cifra récord al superar ligeramente la de la campaña 2013/14. No obstante, este incremento de la cosecha nacional ha llegado en una campaña en la que las cosechas del resto de grandes países productores (Italia, Grecia, Turquía, Túnez, Argentina y Egipto) han caído a su nivel más bajo en décadas, lo que ha supuesto a su vez que, pese a la cosecha récord española, la producción mundial registre una leve caída.

Por tanto, se trata de una campaña en la que, ante la contención de la oferta mundial por la falta de materia prima en el resto de países productores, España tiene la llave. Es por ello, por lo que desde ASAJA entendemos que en esta situación, y tras dos semanas de ligeros incrementos en los precios de todas las categorías en todos los mercados, sería contraproducente insistir en mensajes derrotistas.

Esperemos que impere la cordura, podamos retomar la unidad de acción y seamos capaces entre todos, por el bien del sector, de trabajar unidos con nuestras administraciones en la búsqueda de soluciones de presente y de futuro, porque está claro que producciones como la de esta campaña serán habituales en los próximos años.

17/06/2019.
ASAJA se congratula del incremento presupuestario de la consejería de agricultura

El incremento del presupuesto de la Consejería de Agricultura en casi un 17% supone un buen punto de partida para desarrollar una política agraria andaluza que evite la pérdida de fondos europeos y complemente, con medidas reales, el respaldo que ofrece la Política Agraria Común (PAC) a los agricultores y ganaderos andaluces.

Tras el análisis detallado del presupuesto de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Sostenibilidad para el ejercicio 2019, ASAJA-Andalucía se congratula no sólo del notable incremento presupuestario, sino también y muy especialmente, del cambio de filosofía en la gestión de estos fondos, puesto que como ASAJA-Andalucía venía demandando en los últimos años, comienza a contenerse el gasto corriente -reduce su presupuesto un 3,51%- y se priorizan las políticas activas, que son las que tienen capacidad de generar empleo y riqueza en la Andalucía rural.

El director general de ASAJA-Andalucía, Félix García de Leyaristy, ha ofrecido hoy en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda, Industria y Energía del Parlamento de Andalucía el voto de confianza de ASAJA y del sector agrario a unos presupuestos que, “si se ejecutan tal y como se han planteado, pueden suponer un importante revulsivo para dinamizar el sector agrario”.

Las líneas presupuestarias de las políticas agrarias y medioambientales contarán con 243,3 millones de euros más que en 2018, un incremento presupuestario del 16,89% que ASAJA espera que permita modernizar las explotaciones, incorporar a más jóvenes a la actividad agraria y relanzar el Plan Estratégico Agroindustrial de Andalucía Horizonte 2020.

La modernización de explotaciones y la incorporación de jóvenes, dos de las principales líneas contempladas en el capítulo presupuestario 7.1.B (Ordenación y mejora de la producción agrícola y ganadera), cuentan con un presupuesto de 108 millones y 72,1 millones de euros, respectivamente. Este capítulo con el que también se financia el sistema de seguros agrarios, la sanidad animal y vegetal y el arreglo de caminos rurales, entre otros, cuenta con un presupuesto de 303 millones de euros y sube el 86,5 % respecto al pasado ejercicio.

El presupuesto de 2019 refuerza también su apoyo a la industria agroalimentaria. El capítulo 7.1.E (incentivación del sector agroindustrial) dobla el presupuesto que se le asignó en el ejercicio anterior, lo que debería permitir el relanzamiento del Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía Horizonte 2020, fundamental para mejorar la competitividad del sector y para incorporar las nuevas tecnologías al proceso de producción y comercialización de nuestros productos.

Este presupuesto de 2019 supone un cambio radical con respecto a lo que el Gobierno anterior venía planteando y supera el examen al que le ha sometido ASAJA-Andalucía, pese a ello, tal como ha comentado en su comparecencia Félix García de Leyaristy, “hay dos aspectos que preocupan: el retraso en la ejecución de la medida 19.2, a cargo de los Grupos de Desarrollo Rural, y la situación de las ayudas a los espacios forestales de titularidad privada (74% de los montes andaluces)”.

Respecto al primer asunto, resulta preocupante que en el quinto año del marco de ejecución del Plan de Desarrollo Rural de Andalucía (PDR-A) los Grupos de Desarrollo Rural se encuentren aún en el 0% de ejecución presupuestaria de su estrategia de desarrollo local (el dinero destinado a los emprendedores y a las entidades beneficiarias), dado que sólo han justificado ante la Junta de Andalucía sus gastos de funcionamiento interno, lo que se traduce en que hasta la fecha no ha llegado ni un euro a los beneficiarios.

Respecto al segundo asunto, el de las ayudas forestales, pese a que están incluidas en el PDR-A 2014-2020, hasta la fecha se ha ejecutado menos del 5% de todas las ayudas programadas, y parece que la mayor parte de estas medidas tampoco se van a ejecutar en 2019.

Con carácter general, el análisis del presupuesto por parte de ASAJA-Andalucía concluye que la Consejería de Agricultura gana peso en el conjunto del presupuesto de la Junta. Se trata de un proyecto que cumple gran parte de las demandas del sector y recoge muchas de las reivindicaciones planteadas por ASAJA a los anteriores ejecutivos, puesto que contiene el gasto corriente, prioriza las medidas de inversión y apoyo a las empresas y resitúa el foco de las políticas públicas en los agricultores y ganaderos, los principales actores del medio rural.

Resultados 61 - 66 de un total de 1278