En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más información
15/01/2020.
Reunión ASAJA con el Ministro de Agricultura

Se trata de la primera reunión que tiene el Ministro tras su confirmación al frente de Agricultura, Pesca y Alimentación.
A lo largo de la reunión, se han tratado temas de importancia tanto en el ámbito interno (Ley de la cadena, situación de algunos sectores, regadíos y factores de producción, seguros agrarios, despoblación y empleo en el medio rural, imagen del agricultor, etc), como de ámbito comunitario e internacional, haciendo hincapié en las Negociaciones del Marco Financiero Plurianual y la propuesta de Reforma de la PAC a partir de 2022, las consecuencias de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), los aranceles USA o el nuevo Pacto Verde Europeo como pilar fundamental para la nueva Comisión Europea.

Durante el encuentro, el presidente de ASAJA, Pedro Barato, ha puesto de manifiesto la preocupación y descontento del sector agrario español y europeo, que ya ha anunciado movilizaciones para las próximas semanas.

También se trató la estructura y competencias del Ministerio ante la nueva composición del Gobierno. El Ministro nos ha confirmado que en su plan de trabajo para la legislatura que comienza cuenta con una continuación de departamentos y competencias.

En materia de PAC y Marco Financiero Plurianual, aspectos esenciales de la programación comunitaria para los próximos meses, junto con la elaboración y puesta en marcha del Pacto Verde Europeo para una Europa climaticamente neutra en 2050, el Ministro nos informó del estado de situación.

Por parte española, y al igual que en la anterior negociación del presupuesto de la UE 2013/2020, el Secretario General del MAPA, Fernando Miranda, forma parte del grupo de negociación del Gobierno español. En su discurso de investidura, el presidente del Gobierno ratificó el compromiso para defender presupuesto a la altura de las ambiciones de la futura PAC, manteniendo al menos los actuales impotes globales tanto en primer como en segundo Pilar.
No obstante, las presiones sobre el presupuesto y sobre la propia PAC son importantes, especialmente por parte de los países del Este, que reclaman avances significativos en la convergencia de los pagos y por el vínculo medioambiental que la UE quiere imprimir a todas sus políticas comunitarias.
A nivel interno, se está trabajando en la elaboración del Plan Estratégico Nacional. La idea es poder disponer de una versión preliminar antes del verano y hacer las pruebas pertinentes para presentarlo a la Comisión a finales de año o principios de 2021.

Respecto al reglamento transitorio 2021, se nos informa de la intención de incorporar ya en el texto alguna de las medidas de gestión de mercado previstas en las propuestas de Reforma que posibiliten la puesta en práctica de mecanismos de autorregulación a partir de orientaciones de las Organizaciones Interprofesionales.

En cuanto a los aranceles impuestos por los EEUU a determinados productos de ciertos paises exportadores comunitarios, estamos a la espera de los resultados de la visita del Comisario de Comercio, Phil Hogan, al Representante de Comercio de los Estados Unidos y a la decisión de la Administración americana tras la fase de consultas a operadores afectados.
Las noticias extraoficiales que nos llegan no son optimistas y podrían contemplarse aranceles para nuevos productos (¿graneles?) o incrementos de los porcentajes actuales.
En relación con la cadena alimentaria, el plazo para incorporar la Directiva Comunitaria a la legislación nacional termina en julio de este año, por lo que se aprovechará para integrar los principios mas relevantes de la Ley de la Cadena. Igualmente se hará un análisis del funcionamiento de la tarea de control de la AICA en sus 5 años de existencia.

En el turno de intervenciones, el presidente de ASAJA se refirió al presupuesto para la PAC dentro del futuro Marco Financiero Plurianual como una de las prioridades máximas. También abogó por un PAC sencilla, entendible y asumible, que reconozca el trabajo de los agricultores y ganaderos y se centre en la actividad agraria y la rentabilidad de las explotaciones. En su opinión, la toma de decisiones deberá ser responsable y consciente de las consecuencias que pueden tener sobre la producción, sobre el empleo y sobre el equilibrio territorial. El empleo es un factor determinante en materia de relevo generacional, el reto demográfico y la reversión del proceso de despoblamiento de muchos territorios rurales. En incoherente e irresponsable querer combatir este fenómeno penalizando las empresas que generan este empleo. La introducción del salario mínimo en el campo ha provocado la pérdida de más de 50.000 empleos y el abandono de determinados cultivos en favor de otras producciones menos exigentes en mano de obra, con el correspondiente efecto en el empleo local. En materia de seguros agrarios es necesaria una reflexión sería que analice la falta de suscripción de pólizas en determinados sectores, así como la compatibilidad y complementaridad entre el actual sistema español y las propuestas europeas para la gestión de riesgos. Se ha dado también un repaso sectorial, defendiéndose en los sectores con más problemas, como pueden ser el aceite de oliva, el vino, algunas frutas de hueso, los cítricos o los productos hortícolas de invernadero. A instancias del presidente de ASAJA se debatió también la necesidad de aunar esfuerzos entre todos los actores para la dignificación de la actividad agraria y la imagen del agricultor ante la sociedad, de cara a resaltar las externalidades positivas de la agricultura, la ganadería y la silvicultura.



14/01/2020.
El presidente de ASAJA-Andalucía reivindica más atención al papel protagonista que tiene el sector agrario en la producción de alimentos

El presidente de ASAJA-Andalucía, Ricardo Serra, que ha comparecido hoy ante el grupo de trabajo sobre la Política Agraria Común (PAC) creado el pasado mes de septiembre en el Parlamento de Andalucía, ha instado a los parlamentarios andaluces a trasladar a sus grupos políticos y al Gobierno de España que “la prioridad absoluta en este momento, en el que Bruselas negocia aún el presupuesto para el marco comunitario 2021-2027, es lograr a toda costa que al menos se mantenga la ficha financiera para la PAC, una política vital para el campo andaluz y español”.

La propuesta presupuestaria que presentó la Comisión Europea en mayo de 2018 recorta el presupuesto de la PAC en un 5% en precios corrientes (los pagos directos sufren una reducción del 4% y los fondos para el Desarrollo Rural experimentan un recorte del 15%) con lo que será imposible mantener el alto nivel de exigencias que la Comisión Europea pretende fijar a los agricultores y ganaderos a partir de 2021. Por ello, y dado que esta propuesta es aún negociable, ASAJA-Andalucía sostiene que “todo el esfuerzo del nuevo gobierno de España, con su presidente a la cabeza, debe centrarse en lograr que el presupuesto europeo de la PAC se mantenga en los mismos niveles del marco actual”.

Tal como ha recordado Serra, “la Política Agraria Común permite que retornen a España en torno a 6.800 millones de euros anuales, de los que Andalucía, primera región del país por su potencial productivo y su número de agricultores, percibe más de 1.800 millones”.

Hasta que no esté aprobado el nuevo presupuesto europeo para el periodo 2021-2027 no se aprobará la propuesta de reforma de la PAC. No obstante, y pese a que se desconoce aún el presupuesto definitivo, la propuesta de la PAC, que se presentó en junio de 2018, se sigue negociando, toda vez que ya han tomado posesión de sus cargos los nuevos parlamentarios europeos y la nueva Comisión.

A este respecto, el presidente de ASAJA-Andalucía se ha mostrado muy crítico con la complejidad de la propuesta de reforma, con su arquitectura medioambiental (reforzada por el nuevo Pacto Verde y la estrategia europea “de la granja a la mesa”) y con la amenaza de renacionalización que entraña esta reforma y que nos conduce a una PAC cada vez menos común.

El presidente de ASAJA-Andalucía lamenta que la propuesta de reforma se olvide del origen y fin último de la PAC: la producción de alimentos. Sólo así se explica que la propuesta no afronte el grave problema de los precios agrícolas y persista en el desmantelamiento de los mecanismos de gestión de mercados.

Aspectos claves de la reforma

Además del propio presupuesto, hay varios aspectos clave en los que el Gobierno y el Parlamento de Andalucía deberían incidir para que la reforma suponga una garantía para la continuidad de la actividad y del empleo en las explotaciones agrarias andaluzas como son: el mantenimiento del modelo de regiones agronómicas y derechos de pago, la defensa de la actividad agraria real, el mantenimiento de los pagos acoplados a la ganadería y a sectores con una dificultad especial, el mantenimiento del apoyo sectorial en el sector de las frutas y hortalizas a través de las ayudas a las organizaciones de productores, el apoyo complementario a los jóvenes agricultores en el marco de las ayudas directas, el rechazo al capping y la degresividad, por sus efectos contraproducentes sobre el empleo; la innovación y la inversión, la actualización y mejora de los mecanismos de regulación y gestión de mercados, el reequilibrio de la cadena alimentaria, reforzando el peso de la producción, el primer eslabón; la mesura y la proporcionalidad en la adopción de las nuevas exigencias verdes que plantean los eco-esquemas y el incremento del apoyo a la innovación, apostando sin tibieza ni complejos por la biotecnología y el I+D en sanidad vegetal.

En el capítulo de pagos directos, el mantenimiento del modelo de regiones agronómicas y derechos de pago con convergencia interna por aproximación en cada una de esas regiones agronómicas constituye un aspecto irrenunciable para Andalucía. Pues tal y como ha recordado Serra “el sistema de pagos directos basado en derechos y regiones permite una mejor adaptación a las características agrarias y ambientales del territorio, evitando que se produzcan trasvases significativos de fondos entre regiones y tipos de cultivo”, y así quedó recogido literalmente en la Declaración Institucional de Andalucía ante la PAC post 2020 suscrita por todas las organizaciones profesionales agrarias y Cooperativas junto con la Consejería de Agricultura en septiembre de 2018, una declaración que fue ratificada por el Parlamento de Andalucía.

El presidente de ASAJA-Andalucía, si bien valora el interés de Bruselas en reconocer la contribución de la agricultura al mantenimiento del medio ambiente y el paisaje y a la lucha contra el cambio climático, quiso cerrar su intervención reivindicando más atención al papel protagonista que tiene el sector en la producción de alimentos, función para la que cada día resulta imprescindible contar con el concurso de un agricultor o un ganadero, y es esta tarea de producir alimentos la que mueve cada día a miles de agricultores y ganaderos andaluces, españoles y europeos a trabajar, a mejorar y a invertir en sus explotaciones.

Ricardo Serra ha pedido la implicación de los parlamentarios andaluces y su colaboración para evitar la difusión de bulos alimentarios y para concienciar a toda la población de las garantías que conlleva el consumo de alimentos producidos en la UE, donde contamos con el mejor sistema de producción del mundo, futo del esfuerzo de los agricultores y ganaderos sujetos a un estricto sistema de control, con unas normas de sanidad animal y vegetal muy rigurosas que garantizan la salubridad y la inocuidad del 99,99% de los alimentos producidos en Europa.

10/01/2020.
La Delegación de Agricultura autoriza un periodo de riego extraordinario en el Guadalhorce del 15 al 25 de enero

ASAJA Málaga agradece que, tras su petición, se haya autorizado el riego que paliará la falta de precipitaciones que hubieran provocado el decaimiento de los árboles

El área de Desarrollo Sostenible de la Delegación de Agricultura ha autorizado un periodo de riego extraordinario en el Guadalhorce del 15 al 25 de enero. Se trata de una medida solicitada por ASAJA Málaga, que paliará la falta de precipitaciones y que de no producirse, hubiera provocado el decaimiento de los árboles, con el agravante de que muchas explotaciones están aún con la cosecha sin recolectar.

ASAJA Málaga solicitó por escrito a la Delegación la habilitación de un periodo de riego extraordinario en el Guadalhorce, tras conocer la situación de numerosos socios de esta entidad agraria cuyas explotaciones citrícolas riegan solamente con el agua del Canal, y que están necesitadas de un riego. Esta situación se había producido como consecuencia de que, durante el último mes, se ha unido la ausencia de riego y la falta total de precipitaciones a la presencia constante de viento del Norte.

Para cubrir esta necesidad, toda vez que hay disponibilidad hídrica en los embalses de cabecera, y previo al inicio de las obras de mejora del sistema que pudieran impedir dicha posibilidad, solicitamos esta medida porque consideramos que era necesario que se habilitase un periodo de riego para paliar esta urgente necesidad antes de comenzar el ciclo normal de regadío. Hoy celebramos que se haya programado este periodo de riego para la próxima semana y que, a continuación, se vayan realizar las tan esperadas obras de mejora.

La necesidad de riego es perentoria en toda la zona regable por los motivos aducidos, tanto en las zonas de Cerralba, Zalea, Campanillas, Villafranco…

Se trata, por tanto de una medida muy necesaria para garantizar el futuro tanto de la actual campaña como la próxima, en una zona de Málaga que es estratégica en cultivos como los cítricos o los hortícolas.


09/01/2020.
¡Ya se puede consultar la revista del mes de enero en la web!

Ya se puede consultar la revista del mes de enero que edita ASAJA Málaga en la Zona de Socio de la página web.

Si no dispones de código de acceso, lo puedes conseguir en la misma zona de esta misma página.

08/01/2020.
La Diputación de Málaga convoca la XIX edición de los Premios a los Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra de la provincia

Las almazaras malagueñas pueden inscribirse para participar hasta el 21 de enero

La Diputación de Málaga ha abierto una nueva convocatoria de los Premios a los Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra de la provincia de Málaga. Este año 2020 se celebra la décimo novena edición de este certamen con el objetivo de contribuir a promocionar y mejorar la imagen y posición en el mercado de los aceites de oliva virgen extra malagueños y estimular la producción de aceites de calidad.

Así lo ha dado a conocer el vicepresidente primero y diputado de Desarrollo Económico Sostenible, Juan Carlos Maldonado, que ha recordado que la Diputación, a través de ‘Sabor a Málaga’, está trabajando para promover el conocimiento del amplio y rico patrimonio vinculado a la cultura del olivo y del AOVE que posee la provincia de Málaga. El aceite de oliva virgen extra, ha subrayado, es un producto que se encuentra en la base de la dieta mediterránea y que actualmente goza de gran proyección internacional, formando parte de uno de los principales sectores productivos de la provincia y siendo uno de los productos que más se exportan.

Hasta el próximo 21 de enero, las almazaras malagueñas pueden inscribirse para participar en las tres categorías de este certamen: aceite de oliva virgen extra frutado maduro, frutado verde intenso y frutado verde medio. El concurso contará con un jurado independiente integrado por profesionales del sector del aceite de oliva, la restauración y la crítica gastronómica. Estos profesionales serán los encargados de seleccionar los mejores AOVES de la campaña 2019-2020, y las almazaras galardonadas podrán exhibir en el etiquetado de sus aceites premiados la referencia al galardón y entrarán en el circuito de promoción y comercialización nacional e internacional de la marca ‘Sabor a Málaga’ y de la empresa de promoción Turismo Costa del Sol. Además, el premio cuenta con una dotación económica de 20.000 euros (6.666 euros por categoría) en concepto de adquisición de productos premiados para acciones promocionales.

Una decena de almazaras de otros tantos municipios de la provincia participaron en la pasada edición del concurso, del que resultaron ganadoras las almazaras Finca La Torre, Molisur y El Labrador.


Más información

08/01/2020.
ASAJA, Cooperativas Agro-alimentarias, COAG y UPA de Málaga analizan la preocupante situación del sector agrario de la provincia

Representantes de las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA y de Cooperativas Agro-alimentarias, en la provincia de Málaga, se han reunido en un encuentro informal para analizar la preocupante situación por la que atraviesa el sector agrario de la provincia, caracterizada por la sequía, los precios bajos, los problemas de comercialización en el exterior -como consecuencia de vetos y aranceles- o el fracaso, hasta el momento, del mecanismo de almacenamiento privado de aceite de oliva aprobado por Bruselas.

En concreto, se han dado cita Baldomero Bellido, presidente de ASAJA-Málaga; Carlos Cintas, gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Málaga; Francisco Moscoso, secretario general de UPA-Málaga; y Antonio Rodríguez, secretario de COAG-Málaga.

Los representantes de organizaciones y cooperativas han convenido en que la situación del sector agrícola y ganadero de la provincia es “muy preocupante”. Prácticamente todas las producciones (aceite de oliva, hortícolas, cereales, cítricos, vino, ovino, caprino, avícola, apícola etc.) afrontan una crisis de precios y comercialización sin precedentes, que ha hecho que los ingresos del sector desciendan un 8,8% durante 2019.
Especialmente dramática es la coyuntura del aceite de oliva, con precios en caída libre desde hace dos campañas, excedentes históricos, barreras a la comercialización como los aranceles impuestos por Estados Unidos a la exportación y, como añadido, un almacenamiento privado autorizado por Bruselas, cuya aplicación, a falta de dos licitaciones, parece “una burla al sector olivarero español”.

En consecuencia, organizaciones y cooperativas malagueñas se unen a la corriente generalizada de iniciar movilizaciones en el sector agrario español, y mantendrán una nueva reunión a mediados de enero, con los sindicatos CCOO y UGT.

Para entonces, ya se conocerán si se amplían, en productos y cuantía, los aranceles estadounidenses que actualmente gravan las exportaciones españolas de aceite, aceituna, vino, lácteos, porcino y frutas, entre otros, así como la estructura del nuevo Gobierno de España y si se mantiene o no el Ministerio de Agricultura y su titularidad; factores que pueden generar mayor tensión a la ya difícil situación de agricultores, ganaderos y cooperativas.

El sector malagueño insta a tomar medidas urgentes que garanticen la viabilidad y futuro de su actividad, donde la falta de rentabilidad, los problemas de comercialización y las incertidumbres generadas por el proteccionismo político de países como Rusia y Estados Unidos, la nueva PAC y el Brexit, deben ser resueltas con planes de choque, realmente efectivos, por parte de España y la Unión Europea, a la máxima brevedad.

Resultados 19 - 24 de un total de 1338